El desarrollo personal incluye actividades que mejoran la conciencia y la identidad, impulsan el desarrollo de las habilidades personales y de los propios potenciales, contribuyen a construir capital humano y facilitan la empleabilidad, mejoran la calidad de vida, y contribuyen a la realización de sueños y aspiraciones.

El concepto no se limita a la autoayuda, sino que también incluye actividades formales e informales para el desarrollo de otros en papeles tales como maestro, guía,administrador, orientador vocacional o mentor.

Cuando el desarrollo personal se lleva a cabo en el contexto de instituciones, se refiere a los métodos, programas, herramientas, técnicas y sistemas de evaluación, que apoyan el desarrollo humano a nivel individual, tanto en las organizaciones como en actividades planificadas por sí mismo.

Beneficios

Conocerse a uno mismo: trabajar en nosotros mismos nos permite conocernos mejor, descubrir nuestras habilidades y fortalezas, nuestros puntos débiles y miedos.

Establecer objetivos específicos: al conocernos a nosotros mismos podemos definir qué queremos hacer y trabajar de manera más eficiente para cumplir esas metas.

Sentirse más motivado: el tener más claros nuestros objetivos y nuestras fortalezas nos permite sentirnos más motivados. Cuanto mayor sea la motivación, mejor nos irá.

Encontrar un balance: la mayoría de las personas lucha por encontrar un equilibrio entre su vida personal y su trabajo. El desarrollo personal permite mejorar la perspectiva con la que vemos nuestras vidas y trabajos. Las relaciones personales mejoran y se puede ver con mayor claridad si elegimos la profesión adecuada.

 

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar