Tipos de entrevistas según el número de participantes

Según la etapa

De preselección: Se trata de breves y someros contactos usados para verificar la información del currículo y obtener una idea sobre la experiencia, habilidades y motivación del aspirante.

De selección: Ya con los candidatos preseleccionados (terna) se produce esta entrevista donde se trata de descubrir cuál de los aspirantes es el más adecuado para la vacante.
Entrevista final: Reunión para confirmar al seleccionado, aclarar detalles y responder dudas así como negociar las condiciones laborales.

Según el tipo de preguntas

Tipos de entrevistas (según la intencionalidad)

De provocación de tensión:
Principalmente usada para conocer cómo el candidato se maneja con el estrés y es clave para posiciones gerenciales o directivos. Se suelen usar preguntas incómodas, comportamientos irritantes y comentarios críticos para conocer la capacidad del candidato frente a situaciones difíciles y estresantes, así como a identificar a candidatos hipersensibles.

Entrevista por competencias o conductual:
Es usada para saber si el candidato es la persona idónea para el puesto al que aspira evaluando la alineación de la persona con el puesto y la compañía.

El entrevistador evaluará el perfil a nivel personal y profesional para descubrir si dispone de la motivación, los valores, el conocimiento y la actitud exigida centrándose en la obtención de ejemplos conductuales de estos aspectos. El reclutador pedirá que el candidato describa alguna situación particular o hipotética para evaluar su desempeño con el objetivo de poder predecir futuros comportamientos.

Ejemplo: «Cuéntame de una situación X que fue difícil para ti… ¿Cómo reaccionaste?»

Existe un trabajo previo antes de la entrevista ya que es necesario definir las competencias que el puesto y la empresa requieren.

Entrevista tradicional:
Es el tipo de entrevista en las que el evaluador realiza las preguntas clásicas como: «¿Dónde te ves en 10 años?», «¿Por qué crees que eres el indicado para esta posición?», «¿por qué dejaste tu último trabajo?», «¿Cómo te definirías?», «¿Cuál es tu mayor fortaleza/debilidad?»; entre otros.

Nota: Dependiendo del evaluador se puede hacer mano de más de un tipo de entrevista.

También te puede interesar:

Otros tipos de evaluaciones: