Trucos para la entrevista de trabajo

Trucos para la entrevista de trabajo

Trucos para la entrevista de trabajo

También te puede interesar:

La entrevista de trabajo

Para realizar una entrevista de trabajo eficaz, es necesario que se comunique eficazmente mediante las palabras, el tono de voz adecuado, postura adecuada e imágenes visuales de usted positivas.

Pero claro, esto no llega hasta aquí, hay muchos elementos que se presentan durante la entrevista de trabajo que debemos tener en mente para hacer (o evitar) para tener mayores oportunidades de tener una exitosa entrevista.

Ahora bien, ¿qué debemos tomar en cuenta para una entrevista de trabajo?

Aquí algunos Tips que pueden ser de utilidad:

Durante la Entrevista

Llegando: Si te citan por escrito lo correcto es que llames para confirmar tu asistencia No acudas a la cita con gafas oscuras Comprueba tu apariencia.

Evita llevar ropa llamativa ni demasiado informal (Averiguar sobre los colores que te favorecen para una entrevista). Siempre es recomendable ir bien vestido, limpio y afeitado.

Preséntate en la entrevista solo/a. Esto demuestra confianza e independencia. Llega de 10 a 15 minutos antes para prever problemas inesperados de tránsito y relajarte un poco.

https://luisprado.typeform.com/to/LF34Nm

En la Entrevista:

Ten cuidado con la respiración demasiado fuerte y no llegues sudando. Saluda al entrevistador amigablemente y en una manera profesional.

Indica claramente tu nombre y la razón del encuentro a la persona que se saluda o se entrevista.

No ofrezcas primero la mano, eso déjalo al entrevistador; pero si él/ella te ofrece estrechar la mano respóndele con firmeza.

Siéntate cuando se te pida. Si te dejan de pie pregunta si puedes sentarte. Intenta relajarte tanto como sea posible. Siéntese derecho.

Haz buen contacto visual e inclínate levemente hacia adelante en el asiento. Muestra un interés amable y sincero por el trabajo y por el entrevistador.

Compórtate de modo que estés seguro/a de ti mismo/a pero no demasiado confiado/a. Escucha, y muestra interés en lo que dice y lo que pregunta el entrevistador. Esto evitará que vuelva a preguntar por temas que ya hayan sido tratados.

Habla centrándote en lo que se te pregunta y no intentes ser demasiado ingenioso o divertido. No hables demasiado rápido. Intenta mantener la calma, expresarte con claridad y en un promedio de tono.

No hables demasiado, ni demasiado poco Ten cuidado con expresiones informales y busca aquellas profesionales. Evita las connotaciones negativas de palabras. Mantén contacto visual durante la entrevista (Pero sin intimidar ni incomodar).

Explica al empleador tu disposición para aprender y para aceptar responsabilidades. Identifica las habilidades que pueda promocionar si no tienes la experiencia requerida (Importante en caso de no tener suficiente experiencia).

Pregunta sobre las posibilidades de promoción, la empresa o el puesto de trabajo Muestra entusiasmo por el trabajo (pero no lo supliques) Vende tu competencia, no tu necesidad de empleo.

Utiliza las palabras “por favor” y “gracias” en los momentos adecuados. Muestra interés por el trabajo diciendo: “Espero que me considere para este empleo” o “Estoy muy interesado en este puesto porque…”

Exámenes:

Si hay una aplicación, complétala con cuidado. Pregunta sobre algo que no comprendes. No uses la gramática incorrecta ni la dicción indistinta. Espera tranquilamente mientras el entrevistador lee por encima tu aplicación.

Preguntas:

No uses palabras rebuscadas. Tampoco respondas con evasivas o dudas, ni con monosílabos No esperes demasiado tiempo para responder. No utilices expresiones tajantes ni muletillas. Responde a las preguntas directamente y verdaderamente. Importante las respuestas claras y breves.

Di siempre la verdad. Si te preguntan sobre ti mismo/a, enfatiza tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos. No te niegues a responder preguntas.

Pero, en caso de preguntas completamente fuera de lugar (algún entrevistador podría llegar a hacerlas) responde que en tu opinión ese asunto es irrelevante para deducir tu idoneidad para el puesto al que estás optando.

Haz preguntas que consideres importantes.

Después de la Entrevista

Agradezca al entrevistador cuando la entrevista finalice. Después de la entrevista realiza una llamada telefónica de seguimiento o envía una carta de agradecimiento.

Analiza los resultados: Anota los puntos fuertes y débiles. Esto puede servirte para una segunda entrevista o para próximas entrevistas en otras empresas. Sigue aprendiendo. Realiza un seguimiento eficaz. Contacta al entrevistador en el tiempo apropiado.

Luis Prado

Coach de Marca Personal y Corporativa. Capacitador en Social Selling. Experto en Técnicas de Búsqueda de empleo. Coach de LinkedIn y conferencista internacional. Con experiencia con empresas y personas en varios paises de Latinoamerica y España