3 Hábitos que te ROBAN ENERGÍA y qué hacer YA

3 Hábitos que te ROBAN ENERGÍA

¿Te sientes cansado o cansada sin saber el por que?

En realidad muchas veces ocurre que hay cosas en nosotros que nos afectan o que permitimos que nos afecten y en este post te diré cuáles son las 3 cosas que pueden estar robandote la energía y también te daré herramientas para superarlas!!

La mala energía, ya sea que estemos rodeados de ella o que emane de nosotros, nos tranca más de lo que pensamos a la hora de cumplir nuestros objetivos.

Ten en cuenta que que solo tú mismo eres quien puede destruirte… o llevarte hacia adelante.

1. Cómo nos organizamos

  • Establecer objetivos que no puedes controlar. Crea estrés innecesario, por lo que te recomiendo tener una agenda o descargar una aplicación que te de recordatorios en momentos que tú mismo planifiques.
  • Cambiar rápido de tareas. Te vuelve ocupado pero improductivo así que enfócate.
  • Indecisión. Te mantiene atrapado, por lo que decide y realiza ajustes a lo largo del curso.
  • Búsqueda de atención. Trabaja en ti mismo y deja que la gente te descubra. No tienes que estar detrás de otros para llamar su atención.
  • Alimentar tu mente con información basura. Antes de que te des cuenta, te has agotado mentalmente.
  • Desorden en casa y en la oficina. Con organizarte te darás cuenta casi de inmediato que las cosas van mejor.

Estos hábitos nos sacan de nuestra línea y de lo que es importante para nosotros, ya sea a nivel personal o laboral y al final del día nos damos cuenta que se pasa el tiempo y quedamos estancados sin avanzar nada.

Pero te comento una cosa:

De nada vale saber que se tiene un defecto y su solución a trabajar sobre ello y a muchas personas les ocurre.

Ya que hay hábitos que se arraigan tanto que para muchos les es imposible lidiar con una parte que les hace tomar una acción aunque ellos sepan que no es lo mejor.

Cómo crear nuevos hábitos

Un hábito es una rutina o comportamiento que se repite regularmente y tiende a ocurrir inconscientemente.

Se adquiere por la frecuencia de repetición de un acto.

Una acción repetida en varias ocasiones, crea una ruta entre tus neuronas y, se vuelve mucho más fácil y eficiente para tu cerebro ejecutar una acción repetida en el pasado que empezar una nueva.

Por lo tanto, un hábito es una consecuencia y mientras más la practicas más hábil te vuelves y más difícil puede ser cambiarlo (si es que te está afectando).

Por eso, la clave para crear nuevos hábitos está en la práctica repetidas de acciones que te ayuden a superarlo o crear nuevos hábitos, lo cual podría llevarte entre 20 o 30 días de práctica.

Para crear nuevos hábitos:

  • Piensa en tu Objetivo
  • Ve despacio
  • Crea situaciones que te ayuden a tomar la decisión que sea la que te ayudará
  • Pide ayuda o usa alarmas
  • Repítelo!!

Nota:

2. Lo que hacemos

  • El quejarnos. No nos llevará a ninguna parte así que deja de quejarte.
  • No saber decir que no. Hacer las cosas en base a la prioridad de los demás evitará que hagas lo que sí es importante para ti
  • Personas que te quitan energía. El estar inmerso en un mal ambiente interfiere y desequilibra nuestras emociones, generándonos ansiedad, angustia y quitándonos la concentración y el enfoque de nuestras metas.
  • Discutir con gente que no vale la pena. Ganarles es malo y perder es peor todavía. Es mejor tener paz que tener la razón forzada.
  • Tratar de ayudar a las personas que se niegan a ayudarse a sí mismas. Puedes despertar a una persona dormida, pero no puedes despertar a una persona que finge dormir.

Nota:

Si no puedes identificar qué te hace sentir mal te comparto este artículo que te ayudará a identificar aspectos que no son visibles para ti y que te afectan: La Ventana de Johari.

3. Lo que pensamos y cómo nos sentimos

  • Pensar demasiado. Tu mente también necesita descansar. Dale un descanso.
  • Los pensamientos negativos: Son ideas que provocan que nos debilitemos, que perdamos la esperanza o que se interponen en el camino de mejorar su salud.

Nota sobre los pensamientos negativos:

Los psicólogos han estudiado en profundidad lo que se conoce como “pensamientos negativos automáticos”, que son ideas perniciosas que aparecen en nuestra cabeza sin que las busquemos y constituyen una peligrosa fuente de emociones perturbadoras y detrás de la mayoría de sensaciones de malestar se encuentran uno o varios pensamientos negativos.

Lo primero que tenemos que hacer es identificar estos y entender que se trata de pensamientos de los que no somos responsables. Si logramos identificar estos pensamientos, para analizarlos en frío y con cautela, lograremos darnos cuenta de lo ridículos que resultan en la mayoría de ocasiones, y conseguiremos neutralizarlos.

Continuamos:

  • La incertidumbre. Es algo que nos carcome y no nos hace sentir bien. Lo mejor es evaluar qué es que lo que te genera angustia y si no tiene fundamentos entonces tratar de generar pensamientos positivos que lo contrasten. En caso contrario será entonces clave ponerlo entre nuestras prioridades y trabajar en ello.
  • Tomar las cosas personal. No eres el centro del mundo y las opiniones no necesariamente van para ti. Y en caso contrario, no necesariamente te están atacando. Toma las cosas de manera objetiva para aprender de ellas.
  • Combatir tu resistencia interior para hacer algo. Si quieres hacerlo, hazlo. De lo contrario, no lo hagas.
  • No amarte, no confiar en tí y no apreciarte. Son la fuente de muchos problemas y tienen una base más profunda por lo que es recomendable hacer una evaluación al detalle o buscar un especialista.
  • Aferrarse a opiniones triviales. Es un desperdicio de energía mental.
  • Culparte. Te emociona por la razón equivocada y no resuelve nada.
  • Vivir en el pasado. Oye, ya no vives allí. Mira a tu alrededor.
  • Resistirse al cambio. Lo único constante es el cambio. Si te resistes al cambio, resistes la vida.
  • Preocuparse. Si puede cambiar la situación, toma medidas. Si no puedes, acéptalo.

Notas:

  • Si tu preocupación es por el empleo te comparto un curso de empleabilidad en youtube, con más de 10 vídeo!!
  • En cambio, si ya son problemas más complejos te recomendaría ir a un profesional, que puede ser un psiquiatra o un psicólogo.
  • En mi vídeo “5 herramientas para hacer un autoanálisis” hablo sobre el Círculo de Influencia y de Preocupación de Victor Frankl, que te dará las claves para enfocarte en lo realmente importante para ti.

No digas es imposible. Mejor di: Aún no lo he intentado suficiente…

RECOMENDACIONES ADICIONALES

Por si fuera poco te comparto unos tips adicionales que te ayudarán a combatir los hábitos que te roban energía:

ALIMENTACIÓN:

Muchos vegetales , frutas y fibra, equilibrando proteínas y pocas grasas saturadas y azúcares. Mucha agua y líquidos durante el día, y en lo posible, no ingerir carbohidratos luego de las 17 horas. Teniendo esa clase de hábitos alimenticios y no abusando en las cantidades, tendremos una energía más que suficiente.

ACTIVIDAD:

Nuestro cuerpo no está hecho para mantenerse sentado por largas horas del día, por lo que agregar más movimiento en tu vida sea con entrenamiento con peso, ejercicio cardiovascular o cualquier actividad física te ayudará mucho!

MEDITACION:

La meditación tiene increíbles beneficios tanto para tu cuerpo y mente como para tu salud. Puedes hacerlo en cualquier momento, en tu casa o en tu trabajo. Solo falta aislarse un poco del ruido y olvidarse del estrés que te agobia en el momento para relajarse y tomarte al menos unos 5 a 15 minutos.

Te puede interesar: Qué son los pensamientos obsesivos.

Luis Prado

Consultor Laboral y Desarrollo Profesional. Asesor de Marca Personal para Directivos, Especialistas y Consultores. Luis Prado es formador en 𝗟𝗶𝗻𝗸𝗲𝗱𝗜🅽 para EMPRESAS y Linkedin Social Selling