4 ejemplos de Networking que te ayudarán a sacarle el máximo

4 ejemplos de Networking que te ayudarán a sacarle el máximo

1. Tu actitud y apertura

Cuando estuve en la universidad viví en una residencia estudiantil. Casi todos los que allí convivíamos estudiábamos en la misma universidad, aunque de carreras distintas.

Conocí allí a un estudiante que era muy diferente a mí, y eso le llevó a NO COMETER MIS PROPIOS ERRORES.

Yo era una persona muy aplicada en mis estudios y buscaba no relacionarme mucho con otros y así aprovechar el tiempo en aprender y ser un gran profesional. Tenía el convencimiento de que el tener amplios conocimientos, así como excelentes notas era lo que necesitaba para tener un buen cargo.

En cambio, él era una persona no tan… aplicada. De hecho, pasaba todo el tiempo relacionándose con personas y apenas conocía a alguien al rato le hablaba como un amigo y le invitaba a salir, a beber o a bailar.

No era muy buen estudiante. Solo se preocupaba en pasar así sea con 10 puntos, pero para él eso era lo de menos.

Yo estudié Trabajo Social y trabajaba como recepcionista a tiempo completo en un hotel y esperaba graduarme para renunciar y buscar trabajo (Pero cuando lo hice tardé dos años para conseguir mi primer trabajo en mi profesión).

Pensaba que mi problema era que me faltaba estudios: Durante el tiempo en el que buscaba trabajo profundicé con mis estudios para tener más oportunidades, pero nada cambiaba.

Me costó mucho conseguir un trabajo, y cuando lo hice tampoco fue lo que yo esperaba.

Mi objetivo era trabajar en la planificación de Políticas Públicas y Sociales. Estudié gerencia, planificación, proyectos y comencé una maestría en Administración Estratégica con el fin de aplicar mis estudios en el sector público.

En cambio, la otra persona estudiaba Relaciones Internacionales. Consiguió un trabajo de 4 horas en el Ministerio de Relaciones Exteriores mientras estudiaba. No le importaba que le pagaran poco, pero sabía que ese lugar era clave para él en un futuro.

Durante ese tiempo aprovechó su capacidad de relacionarse e hizo contactos clave que le permitió tener una red de conexiones que lo llevó a estar varias veces en eventos internacionales e inclusive en la sede de la ONU en Nueva York.

Al graduarse solo fue cuestión de tiempo para obtener resultados y ahora trabaja para la embajada en Suiza y tiene también funciones en la sede de la ONU en Ginebra.

Lo que aprendí de esta experiencia ha sido la siguiente:

Puedes tener grandes conocimientos, estudios e inclusive muy buenas aptitudes, pero lo que te dará más oportunidades es la apertura que tengas hacia las personas. Las personas controlan los recursos, las decisiones y por lo tanto las oportunidades y negarse a esto es por sí perder una gran oportunidad.

Nota personal: No es malo estar aplicado en tus estudios o trabajo, eso te ayudará a tener los conocimientos y habilidades para conseguir resultados. El problema es olvidarte de relacionarte con otros, así que aprovecha siempre que puedas el conocer y generar relaciones de confianza que te permitan conseguir oportunidades de trabajo o negocios.

También puedes ver mis otros artículos sobre el perfil de linkedin:

2. Buscar lugares en donde relacionarse con personas clave:

Hace unos meses un conocido vino a vivir cerca de mi casa. Consiguió un trabajo a los 3 días de llegar. Trabajaba en una frutería y durante el tiempo que trabajó allí atendiendo clientes muchas personas le preguntaban si conocía a alguien para que trabaje con ellos. 

Después de un mes de trabajo renunció y con el convencimiento de que hay mucho trabajo en la calle encontrará más oportunidades si se arriesgaba.

Pero duró bastante tiempo sin conseguir trabajo: A los lugares que llegaba no necesitaban y si había carteles ya éstos puestos habían sido ocupados.

Caminó y caminó y le costó bastante conseguir otro. 

Al final pudo encontrar algo, aunque no como él lo imaginaba encontrar. 

La enseñanza que le dejó esta experiencia fue: 

Busca estar en lugares que te permita contactar con personas clave, eso facilitará muchas oportunidades para tí. 

La clave está en dónde y cómo te relacionas con otras personas. Si él hubiese mantenido contacto, pedido números de teléfono, relacionarse y ser paciente hubiera tenido más oportunidades.

Cuando vas a la calle a buscar es más difícil porque tienes que estar en el lugar y momento adecuado y no siempre las vacantes de empleo están publicadas abiertamente.

Y cuando sale una ya están otros que están en la cola para competir.

3. Construir toma habilidad, esfuerzo y paciencia:

Me ha tomado mucho tiempo para volverme experto en esta red social, pero más allá de eso me volví especialista en entender a las personas a la hora de comprar, referir a alguien o contratarlo:

Entendí que cada persona tiene una barrera de protección que tienes que derrumbar y eso se logra al crear confianza. Independientemente si es virtual, por teléfono, en el pasillo del edificio o en la esquina de tu casa.

Cuando una persona deposita su confianza en tí significa que pondrá sus proyectos y planes, su dinero y su tiempo en tí y eso no lo hace nadie a menos que esté seguro.

Casi cualquier vendedor me dirá que su producto me va a ayudar así no me ayude para nada.

¿Cómo confiar?

Lo mismo aplica para un empleo: De nada vale que tengas 20 mil contactos si nadie confía en tí para recomendarte en su empresa.

LinkedIn permite conectarte con personas que por otros medios no sería posible y tienes que aprovechar esa oportunidad. Tienes que hacerlo con estrategia porque hay competencia, y dura.

Para vender hay crear confianza en mi público objetivo, así como infinidad de cosas pequeñas en la comunicación (escrita, hablada, lenguaje corporal y tono de voz) y que al final me llevó a catapultar mis ventas en esta red.

No fue fácil pero la clave está en intentarlo, levantarse y aprender; cambiar la táctica y seguir. Repetir hasta que obtengas resultados, así dures años en esto.

Aún sigo aprendiendo. Eso es bueno.

4. Si buscas oportunidades en LinkedIn, piensa que se trata mucho más que tener un buen perfil:

Tener un buen perfil de LinkedIn es como vestirse bien para una fiesta: Podrán notarte, pero nadie se te va a lanzar encima. En cambio, vístete mal y de seguro no interesarás a nadie. 

Más bien haz lo siguiente: 

  • Ve a lugares en los que puedan verte. 
  • Te encontrarás a personas a invitar a bailar o a conversar.
  • Si tienes amigos haz que te presenten.
  • Aprende a bailar, eso te dará muchos puntos.
  • El que hablen contigo o que bailen no significa que ya se van a casar. 
  • No pretendas que alguien va a querer salir contigo por lástima.
  • No vas a interesar a una chica quejándote de otras mujeres.
  • Sé sutil y presta atención a los detalles.
  • La peor decisión es no hacer nada, o pensar mucho.
  • Si te da su número significa que te dio una oportunidad para brillar… después.
  • Hay competencia. Muchos están allí por algo. 
  • Si te rechaza no es su culpa.
  • La seguridad que transmites es vital.
  • Nadie te dirá en qué fallas. Igual tienes que aprender…

Si alguien te invita a su casa significa que confía en tí y todo influye: Tus palabras, como hablas y tu lenguaje corporal.

No lo veas tan simple como un cavernícola: “Yo invitar y ella aceptar. Luego llevar a cueva…”

Repasa.

Adapta todos estos ejemplos a buscar empleo o clientes. 

No se trata tanto de la red sino de las personas. No debes echarle la culpa a nadie porque no consigas oportunidades, la realidad es que hay mucha competencia y esto significa que tienes que ser constante y reinventarte. Aprender cómo funcionan las personas y saber que eres una voz que se pierde en el ruido: Todo el mundo busca empleo, clientes, oportunidades, y por lo tanto estarás en un ambiente con mucho ruido y la clave de todo no está en ser más ruidoso sino en saber en qué frecuencia de voz vas a hablar.

Hacer esto toma tiempo y el éxito no se logra inmediatamente.

——-

Recuerda:

Lo único que te pediré es que escribas “Gracias” en los comentarios. De esta manera esta publicación llegará a más personas.

Luis Prado

Consultor Laboral y Desarrollo Profesional. Asesor de Marca Personal para Directivos, Especialistas y Consultores. Formador en 𝗟𝗶𝗻𝗸𝗲𝗱𝗜🅽 para EMPRESAS y Linkedin Social Selling