7 errores en tu lenguaje corporal que generan DESCONFIANZA

7 errores en tu lenguaje corporal que generan DESCONFIANZA

7 errores en tu lenguaje corporal que generan DESCONFIANZA

La conversación entre personas es tanto de manera directa como indirecta. Es decir, las personas captarán tu mensaje directo y, al mismo tiempo, identificarán muchisimos aspectos que están de fondo y tanto por tu intención, por la forma en que dices las cosas, tu lenguaje corporal y cualquier información con la que la persona tenga a la mano o recuerde.

Por ejemplo, cuando conocemos a una persona analizamos el cómo viste, sus prendas o accesorios y sacamos conclusiones de forma consciente e inconsciente.

Además, hacemos conclusiones respecto al lenguaje corporal de la persona.

Y por si fuera poco estudiamos lo que la persona dice.

Por lo tanto, la gente está evaluando todo y pudieras hacer muchas cosas bien y hacer (con un pequeño detalle) que todo se te caiga.

Por esta razón, si quieres relacionarte con otras personas, gustarles y ganar su confianza será importante que veas lo que haces al detalle.

En este artículo hablaremos sobre acciones que generan desconfianza

Actitudes que generan desconfianza

Ocultar las manos:

Ver la palma de la mano de alguien es algo que inconscientemente genera más confianza ya que le hace ver a la otra persona que no tienes algo que ocultar.

Hace muchisimos años las personas se daban la mano como forma de demostrar de que no ocultaban armas.

Aunque no lo notemos conscientemente, inconscientemente (sin saberlo) comenzamos a desconfiar en una persona que al hablar con nosotros oculta sus manos y no lo sabemos, sino que hay un “algo que no nos hace confiar en él o ella…”.

Por lo que debes tener cuidado ya que el guardar mucho tus manos es uno de los errores en tu lenguaje corporal.

Las manos en el bolsillo: El tener las manos en los bolsillos denota pasotismo y desimplicación en la conversación o situación.

Incongruencia : Entre lo que se dice y el lenguaje corporal debe haber una correlación ya que será evidente y la gente desconfiará. Además, también pudiéramos incluir aquí los cambios repentinos en tus gestos de sonreír y al instante ponerte serio, o sonreír sin una razón coherente.

Taparse o tocarse la boca: si se hace mientras se habla puede significar un intento de ocultar algo. Si se realiza mientras se escucha puede ser  la señal de que esa persona cree que se le está ocultando algo.

Tocarse  la nariz: puede indicar que alguien está mintiendo. Cuando mientes se liberan catecolaminas, unas sustancias que inflaman el tejido interno de la nariz y pueden provocar picor. También ocurre cuando alguien se enfada o se molesta.

Frotarse un ojo: es un intento de bloquear lo que se ve para no tener que mirar a la cara a la persona a la que se miente. Cuidado con la gente que se toca mucho la nariz y se frota los ojos cuando habla contigo

Cruzar los brazos: muestra desacuerdo y rechazo. Evita hacerlo a no ser que precisamente quieras enviar este mensaje a los demás. En un contexto sensual, las mujeres suelen hacerlo cuando están en presencia de hombres que les parecen demasiado agresivos o poco atractivos.

Más:

  • Cruzar un solo brazo por delante para sujetar el otro brazo: denota falta de confianza en uno mismo al necesitar sentirse abrazado.
  • Exagerar en lo que se hace: Cuando fuerzas algo o cuando exageras la gente lo va a notar así que no lo hagas.
  • Rascarse el cuello: señal de incertidumbre o de duda con lo que uno mismo está diciendo.
  • Llevarse un dedo o algo a la boca: significa inseguridad o necesidad de tranquilizarse, en una expresión inconsciente de volver a la seguridad de la madre.

Te puede interesar:

Luis Prado

Coach de Marca Personal y Corporativa. Capacitador en Social Selling. Experto en Técnicas de Búsqueda de empleo. Coach de LinkedIn y conferencista internacional. Con experiencia con empresas y personas en varios paises de Latinoamerica y España