Que es el Síndrome de Estocolmo

El síndrome de Estocolmo es una reacción psicológica en la que la víctima de un secuestro o retención en contra de su voluntad desarrolla una relación de complicidad y un fuerte vínculo afectivo1 con su captor.

Su denominación está vinculada con el síndrome de Estocolmo, que fue definido a partir de un incidente en el que tras un atraco a un banco de Estocolmo, «una cajera se enamora de uno de los atracadores. El psiquiatra Nils Bejerot, asesor de la policía sueca durante el asalto, acuñó el término de «síndrome de Estocolmo» para referirse a la reacción de los rehenes ante su cautiverio.

Aunque este síndrome hacía referencia a casos de secuestro, se ha ido ampliando a otras situaciones como abuso sexual, violencia de género, sectas, actos terroristas, esclavitud, prisioneros de guerra, entre otros.

Es un síndrome poco estudiado, por lo que no hay datos suficientes para saber cómo de frecuente es.

Sindrome de Estocolmo Síntomas

El síndrome de Estocolmo se reconoce principalmente por la presencia de tres síntomas:

Sindrome de Estocolmo según la Psicología

Según una revisión publicada en la revista Clínica y Salud, editada por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, y que algunos expertos cuestionan la existencia de este síndrome, que es más una excepción que una regla, considerándolo como una conducta no generalizada ni generalizable o un mito ya que no existe actualmente una unificación de criterios relacionados a su diagnóstico a pesar de haber pasado 45 años desde el caso de Estocolmo.

De hecho, los manuales internacionales de clasificación de trastornos psicopatológicos, el DSM de la Asociación Americana de Psiquiatría y el CIE de la Organización Mundial de la Salud, no lo incluyen.

Fuente: https://www.elespanol.com

Te puede interesar: